Jue. May 23rd, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

¿CÓMO ESTÁ TU NEGOCIO?

3 min read

EVANGELIO DE HOY: 22/11/23 (Lc 19,11-28).

Jesús dijo una parábola referente a la venida del esperado Reino; sobre un hombre noble que se marchó a un país lejano para conseguir el título de rey, y luego regresar. Llamó a diez empleados y les repartió dinero con el mandato de que negocien con este. Cuando regresó como rey, pidió cuentas de lo suyo. Unos las dieron satisfactoriamente, con buenas producciones, y fueron recompensados. Algunos no la dieron, quizás esos que no lo querían como rey. Otro, se atrevió a aparecer con lo mismo que le dejaron, sin ganancias. Este último, junto a los conciudadanos que no lo quisieron, tuvieron que asumir las consecuencias de su postura y su actitud.

Este es el tiempo del mejor negocio de tu vida. Si lo haces bien te darán mucho más de lo que tienes. El Señor Jesús ha confiado en tus manos su gracia y su misericordia. No hay alegría mayor que trabajar para dicho rey. ¿Cómo está tu fe? ¿Estás consciente de para quién estás trabajando? ¿Sabes a quién estás representando? ¿Cómo está tu convicción de que Él vendrá por lo suyo? ¿Estás siendo fiel en eso que te ha confiado? Los empleados de la parábola, que fueron honestos, no estaban esperando recompensa, y esto hizo más ponderada su fidelidad.

¿Cómo está tu negocio en este momento? ¿Te quitarán lo que te dieron por mala administración? ¿O te pondrán todavía más responsabilidades por buena cabeza y sinceridad de corazón? Estamos hablando del “negocio” de la evangelización, de la promoción del Reino, del testimonio cristiano, que ha de crecer y crecer. ¿Cómo estás conquistando corazones para Cristo, haciendo que la gente se incorpore a la comunidad, que desee vivir profundamente la vida de gracia y santidad, de servicio y entrega? ¿En qué estás invirtiendo tu tiempo y para qué? ¿Tú tienes la conciencia tranquila porque estás dando todo por el Señor? ¿Los intereses tuyos y los intereses del Señor se corresponden?

¿Sabes que esta parábola visualiza tu propio futuro? Ya casi se termina este año litúrgico, para empezar otro, el adviento. Así mismo, se termina tu paso por esta tierra. Cada tiempo litúrgico te habla de una nueva oportunidad para comenzar otra vez. ¿Quieres comenzar de nuevo?

Mira lo que pasó con ese holgazán. Por miedoso y relajado escondió el bien que le confiaron en un pañuelo. Percátate qué uso le estás dando al pañuelo. Considera si tienes algo empuñado, agarrado, estancado, que tiene que circular, salir, y generar dinamismo de vida y esperanza. Saca el pañuelo, si está escondido. Desenvuelve tus dones, recupera tu vocación, ponle aceite nuevo y comienza porque estamos a tiempo. El rey es bueno y te pone en alerta.

🙏 Señor: quiero poner tu Palabra en el banco, sí, en el banco de los corazones que esperan guardarla para que Ella los transforme y los convierta de raíz. Ojalá que ese banco, Señor, tenga muchas sucursales, que se extienda y que produzca muchas ganancias de almas para tu Reino. Gracias por tus exigencias, porque ellas me hacen crecer. Nadie puede ser mediocre y feliz. En cambio, trabajando para ti alcanzamos la genuina dignidad. Que en este día, Santa Cecilia interceda por nosotros, para que nos haga a todos músicos de esperanza en estos tiempos difíciles.