Sáb. May 8th, 2021

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

Patria Dominicana, su esencia y fundamento.

3 min read

Hoy 27 de febrero, es el cumpleaños de la Patria Dominicana. Nació un 27 de febrero de 1844. La historia sucedió así y esta nación hoy cumple 177 años de haber sido fundada.

La palabra “esencia” representa nuestro “ser” y “fundamento” representa las bases sobre las que se construye algo.

Un grupo de valientes hombres de este pueblo, tomaron la firme decisión de cambiar la historia de opresión y falta de libertad que se vivía, cuando los haitianos de entonces en una locura política decidieron invadirnos con las armas e imponernos su cultura y su gobierno.

El hecho imborrable de estos “trinitarios” inspirados e impulsados por Juan Pablo Duarte a la cabeza, arriesgaron sus vidas y su patrimonio para que se fundara la nación dominicana. Fue así. No hay forma de borrar los hechos históricos.

Esta nación su esencia son los valores cristianos. Lo consagra la constitución en su art. 34 como lema: “Dios, Patria y Libertad”. El modelo trinitario emulando la Trinidad de Dios así lo consagró.

BANDERA DOMINICANA CON LOS SIMBOLOS PATRIOS

Esa es nuestra esencia como nación, aunque sea una nación “laica” es “laica con Dios”. Para que Dios no esté en esta nación hay que hacer otra nación. Mientras sea “República Dominicana”, su esencia y fundamento está con los valores de Dios.

No podrá borrarse que nuestros valores patrios están basados en la búsqueda de la libertad, que se encuentra en nuestro escudo plasmado con el texto de San Juan: “La verdad os hará libres”. Aunque se usaron las armas para conseguirlo, es la búsqueda de la verdad la que realmente nos libera.

Ojalá al recordar este día del nacimiento de nuestra nación, no olvidemos los valores morales que nos legaron.

Hemos enfrentado y sobrevivido no solo a los haitianos de entonces sino otros países que han intentado invadirnos y les hemos enfrentado.

Hoy tenemos la sagrada tarea de enseñar a la siguiente generación a defender y cuidar su patria y su patrimonio, con el legado que nos enseñaron nuestros padres fundadores. No podemos permitir que otras naciones nos roben nuestra esencia y nos roben de nuevo la libertad.

Los padres, la escuela y el Estado, nos toca trabajar incansablemente en el resguardo de ese legado.

Hoy estamos ante nuevas invasiones culturales y políticas. Debemos aprender a vivir como buenos vecinos con todos, pero sabiendo que cada quien pone las reglas de convivencia en su propia casa, respetando las reglas de los vecinos y exigiendo respeto por las nuestras.

Mi hijo pequeño Juan Diego le pusieron como tarea grabar un video con una poesía a la patria. Los dos diseñamos la grabación y la edición y le expresé que era lo más grande que podíamos hacer por nuestra nación.

Que nadie nos robe nuestra nación, sus valores y su libertad. Para nosotros los dominicanos sigue siendo sagrado.

Que Viva la República Dominicana, que vivan los padres de la patria.

¡ Dios, Patria y libertad !