Sáb. Jun 22nd, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

Preparación del Evangelio del Domingo Trigésimo segundo del tiempo ordinario.

2 min read

En este domingo la liturgia de la Palabra nos presenta una escena del evangelista Marcos en la que Jesús cuestiona las apariencias de los escribas y exalta a una viuda por su generosidad aún en la escasez.

El padre Juan Elías Muñoz, PSS, profesor del programa de Ciencias Bíblicas en Uniminuto nos ubica el pasaje en el contexto general del evangelio de Marcos para señalar, por un lado, que Jesús critica la incoherencia entre la enseñanza y la vivencia de los principales religiosos de su época para invitarnos, finalmente, a seguir el modelo de la viuda quien representa al discípulo que se abandona y confía en Dios.

Mc 12,38-44

Y en su enseñanza, decía:- Cuidado con los escribas, a los que les gusta pasear vestidos con largas túnicas y que los saluden en las plazas: los primeros asientos en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes. Devoran las casas de las viudas y fingen largas oraciones.

Éstos recibirán una condena más severa. Sentado Jesús frente al gazofilacio, miraba cómo la gente echaba en él monedas de cobre, y bastantes ricos echaban mucho.

Y al llegar una viuda pobre, echó dos monedas pequeñas, que hacen la cuarta parte del as. Llamando a sus discípulos, les dijo:- En verdad les digo que esta viuda pobre ha echado más que todos los que han echado en el gazofilacio, pues todos han echado algo de lo que les sobra; ella, en cambio, en su necesidad, ha echado todo lo que tenía, todo su sustento.